Abascal exigió el estado de alarma por el que ahora pide la dimisión del Gobierno

A inicios de marzo de 2020, el Gobierno adelantaba 622 nuevos contagios de coronavirus. Una cifra que venía subiendo sin parar, y que auguraba ser tan solo el inicio de una tragedia.

VOX, para entonces, exigió a Pedro Sánchez la declaraciones del estado de alarma a través de sus redes sociales, llegando a insistir en ello hasta tres veces. “¡Decrete el estado de alarma y ponga todos los recursos a detener la pandemia!”, clamó Abascal desde su cuenta personal. Más tarde, fue desde la cuenta oficial de VOX desde la que los ultraderechistas exigían el estado de alarma.

48 horas después de este mensaje, el Gobierno de coalición decidió decretar el estado de alarma que ya se encontraba en discusión. “Más vale tarde que nunca”, admitió Abascal una vez confirmado. “Celebro que de una vez por todas el Gobierno se haya decidido a adoptar algunas de las medidas que llevamos reclamando desde el martes”, prosiguió.

El 6 de octubre, VOX daba un cambiazo de guion, y presentaban dos recursos contra el estado de alarma: uno inconstitucional, y otro de amparo. Finalmente, estos recursos surtieron efecto y esta semana el Tribunal Superior declaró inconstitucional  aquel estado de alarma que Abascal y los suyos exigieron, y sin más tardar, Abascal ha pedido la “dimisión inmediata del Gobierno, convocatoria de elecciones y la anulación de todas las multas impuestas durante el estado de alarma”.

Hallan un puño americano con navaja en casa de uno de los asesinos de Samuel

Vídeo | Un grupo de jóvenes golpea y humilla a un niño con asperger en La Coruña