Aguirre y su marido vendieron un cuadro de Goya sin protegerlo como bien cultural para ahorrarse impuestos

Aguirre y su marido. Twitter

Esperanza Aguirre y su marido Fernando Ramírez de Haro vendieron en julio de 2012 un cuadro inédito de Francisco de Goya al empresario Juan Miguel Villar Mir por cinco millones de euros sin protegerlo como bien cultural para no pagar impuestos, según ha avanzado ‘elDiario.es’.

La venta fue realizada por Ramírez de Haro, pero el dinero fue enviado a una cuenta corriente en la que ambos son cotitulares.

Íñigo Ramírez de Haro, cuñado de Esperanza Aguirre, ha denunciado a la expresidenta de la Comunidad de Madrid y a su marido por un presunto delito de estafa, blanqueo, fraude y apropiación indebida.

La pieza se vendió mientras Aguirre era presidenta de la Comunidad de Madrid, administración que era competente para proteger el cuadro como Bien de Interés Cultural. Si la obra hubiese estado protegida, el valor hubiera sido transparente para el Estado, por lo que habrían estado obligados ante la ley a informar de cada detalle de la compraventa al Ministerio de Cultura y, por ello, tendrá una mayor carga tributaria difícil de eludir mediante la ocultación de parte de su precio.

El cuadro pertenecía a los Ramírez de Haro y aparece retratado un antepasado. La pintura no está firmada, como muchas otras obras de Goya, por lo que el suegro de Aguirre, Ignacio Ramírez de Haro, tuvo en su casa toda su vida un Goya “sin ser consciente de su verdadero valor”.

En su denuncia, el cuñado de Aguirre expresa que, a pesar de las sospechas familiares de que el cuadro podía pertenecer al famoso pintor, la expresidenta madrileña no le dio importancia. En diciembre de 2011, Aguirre avisó a su familia política de que su marido estaba en quiebra por varias deudas con el Banco Santander y les pidió vender el cuadro para mejorar su situación económica. Los dueños del cuadro aceptaron, con la condición de que más tarde harían cuentas.

No obstante, nunca llegaron a repartir las ganancias, por lo que Aguirre y su marido se quedaron los cinco millones de euros íntegros.

Vídeo | Ayuso: «Se paga mucho por vivir en Madrid, pero puedes ir a una terraza a tomar una cerveza»

Miguel Bosé, sobre su negacionismo: «Es una postura que llevo con la cabeza bien alta»