Amazon admite que sus repartidores se ven obligados a orinar en botellas de plástico

La gigante del comercio electrónico Amazon ha admitido que sus conductores se ven obligados a orinar en botellas, argumentando que es por culpa del tráfico o por problemas para encontrar baños durante los repartos.

La marca de Jeff Bezos se ha disculpado públicamente por estos hechos tras un congresista estadounidense denunciar la situación, a la que Amazon en un principio respondió con un tuit que ahora califica de “incorrecto”.

“Esto fue un autogol, no estamos contentos y le debemos una disculpa al representante Mark Pocan”, reconoció Amazon en un comunicado publicado en su blog de internet. “Sabemos que los conductores pueden tener problemas para encontrar baños debido al tráfico o, a veces, a las rutas rurales, y este ha sido especialmente el caso durante la COVID, cuando se han cerrado muchos baños públicos”, explican desde la empresa.

Sin embargo, la tienda asegura que se trata de “un problema de larga data que afecta a toda la industria y no es específico de Amazon”, aportando varios artículos que intentan justificar estas afirmaciones.

Así, la empresa se retractó del lamentable mensaje que le escribió a Pocan, tras este acusarlos de “pagar a los trabajdores 15 dólares por hora no lo convierte en un lugar de trabajo progresista cuando se destruye un sindicato y se hace que los trabajadores orinen en botellas de agua”.

“Realmente no crees lo de orinar en botellas, verdad?”, le contestó la empresa. “Si fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros. La verdad es que tenemos más de un millón de empleados increíbles en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y tienen excelentes salarios y atención médica desde el primer día”, agregó.

Vídeo | Críticas a ‘Espejo Público’ por increpar a una señora que paseaba sin mascarilla por una playa desierta

El Valencia abandona el campo a mitad del partido tras los insultos racistas a un jugador