Ateos y no creyentes registran su máximo histórico: rozan ya el 39% de la población española

Interior de la Iglesia de San Agustín en La Valeta, Malta. Viajejet.com

El catolicismo continúa su decadencia en cuanto a número de fieles, algo que se puede ver claramente en los barómetros mensuales del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Los resultados de julio han desvelado un nuevo máximo histórico de personas no religiosas en España, que ya son el 38,7% de la población.

En solo siete meses, el segmento de no creyentes ha aumentado en 4,5 puntos. Si sigue la intensidad de este progreso, en poco más de un año los españoles no religiosos habrán superado en número a los creyentes y se pasará por primera vez en su historia el simbólico umbral del 50%.

El informe número 3332 del CIS también muestra un mínimo histórico de católicos practicantes, cuyo porcentaje cae al 16,7%. El registro refleja un desplome de tres puntos en solo siete meses. Los católicos no practicantes (39,9%) también descienden respecto a enero pasado (41,6%) pero se quedan a 1,2 puntos de su peor registro de mayo (38,7%).

En el año 2000, la población no religiosa apenas llegaba al 13,1% de la población, por lo que el número de ateos, agnósticos o no creyentes se ha triplicado en solo dos décadas. En ese momento, los católicos (83,1%) todavía tenían un protagonismo social hegemónico, aunque, los practicantes también eran una minoría de ese grupo (21%).

Una década después, en 2010, la población no religiosa ya había crecido de manera notable, 7,1 puntos, hasta situarse en el 20,2% de los españoles. Desde entonces, el retroceso de la religión entre los españoles ha continuado a pasos agigantados.

Un miembro de Vox borra un tuit después de este zasca de Anabel Alonso sobre los menores extranjeros

Julia Otero vuelve a la radio tras seis meses de quimioterapia: «Si te caes siete veces, levántate ocho»