Cachondeo en redes por las quejas de un empresario que pagó más de 4.000 euros por hamburguesas

El empresario sevillano Enrique Morris ha desatado las mofas en Twitter tras irse a comer hamburguesas con siete personas y quejarse de que, tras pagar una cuenta de 4.098 euros, el camarero le preguntó si dejarían propina.

La cuenta, que ha compartido Morris, recoge una comida de ocho personas a base de hamburguesas, refrescos, champagne y vino.

El cachondeo no ha tardado en llegar:

Vídeo | Ana Peleteiro, tras ganar: «Me gritaron ‘negra de mierda, vete a tu país'»

El error garrafal de Juan Carlos I: regularizó más dinero del descubierto por la Fiscalía