De los Monteros defiende al miembro de VOX que llamó “zorras” a las feministas: “Si cojo su WhatsApp le sonrojo”

El ultra, en su defensa, aseguró que el cargo de coordinar ni existe

Hace varios días, el portal Infolibre destapaba unos graves insultos hechos por el coordinador de VOX de Sevilla Ángel Bordas (y ex candidato del partido neonazi Democracia Nacional) a las mujeres feministas a las que llama “zorras machorras del aborto libre” e invita al concejal de IU en Sevilla a “poner el culito, que se te da bien”.

 

Ante estos desagradables e infantiles comentarios, el periodista Jesús Maraña le ha preguntado a Iván Espinosa de los Monteros en una entrevista en la SER si le parecía que “su coordinador en Sevilla tiene los rasgos adecuados para tener una responsabilidad en un partido democrático“.

Ante la tajante pregunta, De los Monteros ha procedido a defender a Maraña asegurando que “si esos comentarios se han hecho en el ámbito privado es una cosa”, pero que “si se han dicho en un ámbito parlamentario es una cosa muy distinta”. Seguidamente, agregó que, se hayan hecho o no este tipos de afirmaciones, “no representan a VOX de ninguna manera”.

Ante la controversia de esta afirmación del ultra, que, según sus palabras, deja la puerta libre para que los políticos en el ámbito privado puedan hacer y decir lo que les de la gana, Espinosa ha pasado a decir que “las cosas se pueden decir de una manera distinta por la mañana en la radio y de otra distinta en un mitin por la tarde”.

“¿En qué momento se puede calificar a las feministas de ‘zorras machorras’?”, le pregunta Marañana, a lo que el político le responde: “Mire, si le cojo su WhatsApp, estoy seguro que le enciendo la cara de color rojo”. Un ejemplo que nada que ver tiene con la situación real de la polémica, ya que los comentarios fueron hechos públicamente en el perfil de Twitter del coordinador ultra.

¿Qué opinas?

El drama del alquiler en Ibiza: 4.500 euros por un colchón en una furgoneta

Vídeo | Un policía salva de un abrazo a un suicida que quería tirarse de un puente