Detienen a un cura por montar orgías con drogas financiadas por las limosnas

Francesco Spagnesi, un cura italiano de 40 años de la diócesis de Prato, ha generado una gran polémica en Italia tras su detención por tráfico e importación de sustancias estupefacientes.

El católico compraba cocaína y GBL, una de las variantes más potentes de la droga de la violación, y organizaba orgías sexuales en las que acudían alrededor de 200 personas, entre ellas médicos, banqueros y muy conocidos empresarios.

El dinero que financiaba las drogas y los preparativos para estas fiestas provenía directamente de las donaciones que los feligreses realizaban en la propia Iglesia para la institución o la pobreza. Los medios italianos han adelantado que el párroco pedía el cargamento de droga a través de una célula de narcotráfico de la Tosca y reclutaba a la gente a través de una web de citas.

La investigación destapó al párroco por el supuesto uso de cocaína y GBL, una variante del GHB, la droga de la violación que se consume en las conocidas como «chemsex», fiestas en la se mantiene sexo desenfrenado mientras consumen todo tipo de drogas.

Vídeo | Eduardo Rubiño destroza a Ayuso y su pinkwashing al colectivo LGTBI

Abascal, sobre la manifestación neonazi de Chueca: «Apesta a cloaca socialista»