Echan de la playa a un niño con autismo por ir con su perro de apoyo en Alicante

Víctor, un adolescente de 15 años con Trastorno del Espectro Autista, fue increpado por una docena de personas en una playa de Torrevieja, Alicante cuando intentaba bañarse junto a su perra de apoyo.

El niño había acudido a una playa situada entre Cala Mosca y Punta Prima, cuando cerca de una docena de personas se acercaron a él gritándole y moviendo los brazos para que no metiera a su perrita, Pam, en el agua.

Un responsable de la Asociación de Padres de Alumnos con Necesidades Educativas Especiales del propio municipio explicó al diario El Español que, ciertamente, se trata de una zona en la que los animales no están permitidos, pero que los perros de apoyo tienen acceso a todos los lugares, con la excepción de los quirófanos.

La madre de Víctor, Victoria, asegura que esta docena de personas les arruinó la mañana y que se vieron obligados a abandonar finalmente la playa. Cuando llamó a la policía y los agentes llegaron, los responsables ya se habían marchado.

Victoria asegura además que el grupo de personas siguió increpándole aún ella explicarles que el menor sufría autismo severo. «Me llegaron a decir que eligiera entre mi hijo y la perra, con cierta sorna me dijeron que sentían mucho que mi hijo fuera autista», explicó.

Por desgracia, esta experiencia dejó secuelas en Víctor, quien se dio media vuelta cuando al día siguiente intentaron ir otra vez a la playa para olvidar lo sucedido.

Ridículo: la Policía de Madrid pide los papeles a Antonio López por pintar en Puerta del Sol

Vídeo | Alicia Rubio (VOX) califica al colectivo LGTBI de «casta privilegiada»