in

El primer movimiento de Bolsonaro: envía al ejército al norte contra las bandas criminales

Al menos un centenar de personas detenidas en las protestas por las estrcitas medidas penitenciarias impuestas por el nuevo gobernante

Caos en Brasil, screenshot panamericana.pe.

Jair Bolsonaro, el nuevo presidente ultraderechista de Brasil, ha enviado 300 efectivos militares a las calles de Fortaleza para intentar frenar la ola de violencia registrada debida a las estrictas medidas penitenciarias impuestas por el gobernante, según informan las fuentes.

Al menos un centenar de personas han sido detenidas en el estado de Ceará, al noroeste de Brasil. 93 disparos contra vehículos, sucursales bancarias y tiendas minoristas fueron registrados en la última semana. El gobernador de Caerá, Camilo Santana, culpó a las bandas criminales de los ataques y ha insistido en que estos buscan convencer a las autoridades para que dejen de lado las duras políticas impuestas en los centros de detención y comisarías.

Las citadas políticas contienen algunas reformas como bloquear las señalas de los teléfonos móviles en las prisiones, o la separación de los miembros de pandillas que son encarcelados juntos.

Ante las protestas, Bolsonaro ha desplegado en la zona a más de 300 efectivos de las fuerzas de seguridad para ayudar a la Policía local a hacer frente a tal ola de violencia. Las autoridades han alertado que en los centros de detención del estado se encuentran superpoblados, conteniendo a más del doble de la capacidad normal.

Escrito por L. Acosta

La fría y cruda respuesta de Pérez-Reverte al ser preguntado por un vídeo donde maltratan a un perro

Vídeo | Llave maestra para entrar a robar en cualquier casa española