El único miembro gay del Congreso brasileño abandona su escaño y el país por amenazas de los seguidores de Bolsonaro

El diputado llevaba viviendo con escolta desde hacía un año y había interpuesto varias denuncias, temiendo por su integridad física

Jean Wyllys. Wikipedia.

Jean Wyllys, diputado federal brasileño, se ha visto obligado a abandonar su escaño en el Congreso, donde había sido elegido por tercera vez, y quedarse en el exilio, lejos de Brasil, debido a constantes amenazas por parte de simpatizantes de Bolsonaro.

El diputado vivía con escolta desde hace un año, a raíz del asesinato de su compañera y amiga Marielle Franco, una concejala brasileña muy crítica con la intervención militar en Río de Janeiro. Según narra él mismo en su carta de despedida, su vida se había convertido en una «cárcel privada»: las únicas ocasiones en las que abandonaba su hogar era para acudir a reuniones de trabajo o para ir al aeropuerto.

En la misiva critica sin tapujos el Estado: «Incluso frente a la Medida Cautelar que me fue concedida por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA, reconociendo que estoy en peligro inminente de muerte, el Estado brasileño se calló«.

«En el recurso, ni siquiera dijo que sufría preconcepto, y colocaron la palabra homofobia entre comillas, como si la homofobia que mata a centenares de LGTBI en Brasil cada año fuese una invención mía. De la Policía Federal brasileña, ante mis innumerables protocolos de denuncias, solo recibí silencio».

El diputado finaliza su escrito con una contundente frase: «Necesito seguir vivo».

Un taxista madrileño deja las cosas muy claras a la prensa y los políticos en Espejo Público

El poder de la chancla: la increíble puntería de una madre al tirarle un chancletazo a su hija