in ,

«Nunca me ha excitado más mi mujer que con la faldita gris del colegio», dice un concejal de C’s

Esto alegaba en mitad del pleno del ayuntamiento y en defensa de la educación concertada

En el último pleno municipal de Alcañiz, en Teruel, se han encendido los ánimos por el comentario del edil de Ciudadanos Joaquín Galindo. «Cuando tenía 15 años y mi mujer 13 ó 14, ella iba con el uniforme de faldita gris de las Anas y nunca me ha excitado más que en aquella época. Fíjese si me gustan los uniformes de las monjas.» Esta ha sido prácticamente toda la aportación de Galindo sobre la moción en defensa de la escuela concertada que había presentado el PP.

Ana Belén Andreu: «estamos en el siglo veintiuno, nos echamos las manos a la cabeza muchas veces escuchando comentarios machistas fuera de aquí, en las redes sociales… pero es que creo que aquí (en el pleno) no se deben de permitir (sic)»

Las concejales del Partido Aragonés (PAR) Berta Zapater y Ana Belén Andreu se han mostrado claramente ofendidas por estas palabras, mientras que el alcalde, Juan Carlos García Suso, animaba al concejal a seguir hablando, haciendo ver que éste lo hacía en un tono «cómico y simpático.» Andreu se ha quejado de la actitud de ambos: «Estamos en un ámbito serio y no estamos en un circo […], y en este caso, señor alcalde, le toca poner orden.»

Berta Zapater: «Ha perdido usted los papeles, ha hecho un comentario despreciable y machista para quienes acudimos a un colegio como La Inmaculada de Alcañiz. Si ha perdido los nervios anteriormente, no debe dejarse llevar así. Me he sentido muy ofendida»

Galindo, lejos de disculparse, se ha defendido alegando que le habían «ofendido gravente» a él, y que «si tocaba el culo a su mujer, lo hacía porque ella le dejaba y a ella le gustaba.» Ciudadanos ha anunciado la apertura inmediata de un expediente disciplinario con suspensión de militancia al concejal, por lo que posiblemente en breves le darán, cómo él mismo previó en el pleno «una patada en el culo.»

 

Escrito por Enrique OC

El «chiringuito» de Arrimadas, desmontado

Un juez se ríe de una víctima de violencia machista y le llama ‘bicho’ e ‘hija de puta’