Hazte Oír saca pecho del acoso diario a Iglesias y Montero en su vivienda: “Estuvimos ahí”

Desde los autobuses abiertamente tránsfobos y xenófobos al acoso físico en la vivienda de Pablo Iglesias e Irene Montero, Hazte Oír no ha parado en su campaña de odio durante los últimos tiempos. Hasta el punto en el que ha sido considerado “de utilidad pública” durante la etapa del PP en La Moncloa.

Ahora, el partido ultraderechista católico ha publicado su memoria de actividades de 2020, en la que dedica varias páginas a sus campañas de acoso contra el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos.

Ignacio Arsuaga, presidente de este lobby, asegura que el 2020 fue “el año que puso en evidencia la absoluta inanidad del Gobierno social-comunista”, o “el año de la investidura de Sánchez, que convocó a los ultras del comunismo más rancio, a los secesionistas, a los ‘hooligans’ de los etarras”.

“Primer Gobierno de coalición en España. Estuvimos en Galapagar más de una vez porque España es bastante más que una palabra en un libro de geografía”, se jactan, refiriéndose a la campaña de acoso físico en el domicilio de Irene Montero y Pablo Iglesias, obligando a Interior a incrementar la vigilancia de la vivienda.

“Tal y como te prometí, seguimos ayudando a los vecinos de Galapagar en su lucha por liberar su pueblo de la tiranía que les ha impuesto Pablo Iglesias”, dice en la carta el grupo político.

Vídeo | El exministro Camuñas niega el golpe de Estado del 36 y Casado le sonríe

Jesús Cintora, sobre su despido: “Les molesta que hablemos del precio de la luz en ‘Las Cosas Claras'”