in

Jandro Lion, el policía ultra, se enfrenta a una nueva falta muy grave por lucrarse irregularmente a través de YouTube

Alejandro León, el policía nacional ultra actualmente suspendido de empleo y sueldo por cinco meses, se enfrenta a una nueva sanción muy grave de Asuntos Internos por recibir ingresos económicos a través de sus redes sociales y vídeos, infringiendo la legislación en materia de incompatibilidades funcionales.

Asuntos Internos acusa al policía ultra de haber incurrido en responsabilidad disciplinaria, una vez más, como autor en esta ocasión de una «falta muy grave» por la percepción de sumas de dinero procedentes de una actividad privada no autorizada siendo funcionario del Estado. Así, León obtiene una nueva sanción por «incumplimiento de las normas sobre incompatibilidades».

En el informe se señala que a través de sus dos cuentas de YouTube el policía ha recaudado dinero por publicidad y donaciones directas en PayPal, además del pago mensual que pueden hacer voluntariamente los suscriptores para apoyar su contenido. Además, se detalla que tiene por lo menos dos vídeos destinados a llamar a la donación.

También destacan como una de las principales fuentes de ingresos la colaboración con una web que vende chalecos antibalas y anticuchillos entre otros equipos del la policía que sus seguidores pueden adquirir con un 15% de descuento si utilizan el código «jandroleon15». Alejandro León asegura que por esta actividad no percibe ninguna comisión, sin embargo esta afirmación parece incompatible con la aplicación de un descuento con su nombre. Este punto no lo cita en la investigación Asuntos Internos.

 

Escrito por L. Acosta

La pandemia azota las Tres Mil Viviendas de Sevilla, con tres brotes de coronavirus

Más de 250 sanitarios demandarán al Gobierno de Ayuso