La vacuna rusa demuestra ser segura y generar anticuerpos contra el coronavirus

Putin. Flickr

Cuando el presidente ruso Vladimir Putin anunció a bombo y platillo el registro de su país de la primera vacuna eficaz frente a la infección por el coronavirus, nadie terminaba de creérselo. El pasado 11 de agosto, fecha del anuncio, la vacuna no contaba con ninguna validación de su eficacia.

No obstante, parece que el mundo juzgó demasiado rápido. Y es que este viernes la prestigiosa revista médica ‘The Lancet’ ha publicado los resultados de la Sputnik V, la vacuna rusa, que se probó en dos ensayos clínicos con 38 participantes cada uno. En los primeros se probó que la inmunización era segura, dado que no se reportaron efectos adversos graves en ninguno de los vacunados.

En los segundos, se demostró que creaba anticuerpos a los 21 días, así como que despertaba a los 28 días a las células T, encargadas de la inmunidad celular.

‘The Lancet’ también elogia su presentación. Sputnik V tiene dos formulaciones: una congelada y otra liofilizada. La primera es la que se utilizará en países que poseen instalaciones para completar la fase final de la vacuna, el «llenado».

La segunda formulación, la congelada, es esencial para llegar hasta países lejanos y con escasa infraestructura, porque solo será necesario un frigorífico para almacenarla.

Bertrand Ndongo, a Pablo Iglesias: «Lávate los dientes y dúchate, perroflauta»

Facua ve «escandaloso» que Bankia se privatice sin devolver el rescate del Estado: «Es una auténtica tomadura de pelo»