Las redes exponen el acoso y los insultos de los ultraderechistas con el hashtag #ViolentosDeVox

Twitter.

Tras el acoso sufrido por Pablo Iglesias e Irene Montero el pasado lunes, cuando tuvieron que cancelar sus vacaciones en Asturias por las amenazas y insultos que recibían de la extrema derecha, parece que este sector se ha venido arriba y está dando rienda suelta a una actitud más radical y violenta que antes.

De este comportamiento no solo son víctimas los dirigentes de Podemos, sino muchos políticos de izquierda e incluso personas de a pie que expresan opiniones políticas contrarias al fascismo. Las redes han decidido poner freno a estos ataques exponiendo bajo el hashtag #ViolentosDeVox mensajes de amenazas enviados por los seguidores de Santiago Abascal.

Desalojan un local en Sevilla donde se celebraba una competición gamer sin medidas contra el coronavirus

Las surrealistas incoherencias de Paco Marhuenda para atacar al Gobierno por la gestión de la pandemia