Localizan el barco que transportó las 2.700 toneladas de material explosivo a Beirut

Una embarcación en mal estado llegó al puerto de Beirut, Líbano, el 21 de noviembre de 2013 y desde entonces no se movió de ahí. Siete años más tarde, su carga potencialmente inflamable se convierte en la principal sospechosa de la devastadora explosión que sufrió la ciudad.

El buque MV Rhosus recogió en 2013 las 2.700 toneladas de nitrato de amonio en el puerto georgiano de Batumi con el objetivo de llevarlo a Mozambique, pero nunca llegó a su destino final por problemas técnicos. Tras una inspección, se le prohibió salir de la capital libanesa.

Las autoridades de Beirut terminaron incautando la embarcación tras descubrir múltiples deficiencias en el carguero. La última posición enviada por el barco fue el 7 de agosto de 2014, exactamente el mismo mes que la tripulación fue liberada tras pasar 11 meses detenida.

Unas imágenes de 2014 muestran algunas de las bolsas de 1.000kg de la sustancia que el MV Rhosus llevaba dentro.

No fue hasta 2015 que las autoridades libanesas removieron la carga completa a un almacén del puerto, donde ha permanecido abandonado desde entonces. Tres años más tarde, en 2018, la embarcación comenzó a hundirse y poco después quedó sumergida en el mar.

Detienen a un hombre por una agresión homófoba a una pareja con una barra de hierro en Barcelona

Jair Bolsonaro culpa al confinamiento de las muertos por coronavirus