Los presuntos asesinos de Samuel son investigados por intento de homicidio al joven que intentó ayudarle

Los detenidos por el crimen de Samuel Luiz, a los que se acusa de un delito de homicidio o asesinato consumado, también están siendo investigados por otro de homicidio en grado de tentativa por las lesiones que causaron a Ibrahima Diack, el joven senegalés que salió en defensa de Samuel.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; el jefe superior de Policía de Galicia, José Luis Balseiro; y el comisario jefe de la brigada provincial de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía, Pedro Agudo, han informado en una comparecencia que Ibrahima «cubrió con su cuerpo» a Samuel, siendo objeto por ello de «agresiones que pudieron acabar con su vida».

Así, Miñones ha adelantado que los detenidos están siendo investigados por un delito de homicidio o asesinato en grado de tentativa al hombre, que ya ha recibido su permiso de residencia por intentar ayudar al joven asesinado.

Samuel fue golpeado con una botella de cristal y, al parecer, también con un objeto metálico, según ha informado Agudo con motivo del levantamiento del secreto de sumario.

Sobre la botella de cristal, Agudo ha explicado que «pensamos que se rompió contra la víctima».

La investigación policial, que dispone de 36 pruebas testificales, ha concluido que la agresión duró «seis minutos fatales», ya que comenzó a las 2.58 horas y finalizó a las 3.04 horas de la madrugada del 3 de julio.

El error garrafal de Juan Carlos I: regularizó más dinero del descubierto por la Fiscalía

Alvise Pérez, condenado tras montar una mentira contra Rubén Sánchez