Matan a tiros a una paramédica afroamericana en su casa durante una redada fallida de la Policía

Breonna Taylor. Instagram

Tres policías irrumpieron en la casa de Breonna Taylor, una paramédica afroamericana, en mitad de la noche y la mataron a tiros “disparando a ciegas”, según recoge la denuncia puesta por los familiares de la víctima.

Según la denuncia,  la mujer fue asesinada el pasado 13 de marzo mientras dormía en su casa de Kentucky (EE.UU.), debido a un error de los agentes, que hallanaron por drogas la vivienda equivocada.

El abogado que lleva la causa es el mismo que defiende a la familia de Ahmaud Arbery, un hombre negro que fue asesinado a tiros por dos hombres blancos mientras hacía ‘jogging’. El letrado, Benjamin Crump, ha calificado la tragedia como un “asesinato sin sentido”.

El suceso tuvo lugar cuando tres agentes que buscaban a un sospechoso que vivía en otro lugar de la ciudad, entraron por error a la casa de Taylor “sin llamar y sin identificarse como policías”, según la demanda. Cuando Taylor, que estaba con su pareja, Kenneth Walker, despertó, ambos pensaron que se trataba de un robo, por lo que Walker llamó a emergencias

Por su lado, el teniente Ted Eidem defendió que los policías entraron y “fueron recibidos de inmediato por disparos”, y se defendieron, mientras que los informes oficiales indican que Walker tenía licencia para portar armas de fuego y Taylor “no representaba una amenaza para los oficiales” ya que estaba desarmada.

“Los agentes dispararon en la residencia con total desprecio por el valor de la vida humana”, afirman los denunciantes, explicando que los oficiales abrieron fuego “a ciegas por toda la casa”. Taylor, de 26 años, fue disparada ocho veces, mientras que su novio, de 27, fue arrestado por intento de asesinato de un oficial de policía.

El abogado de la víctima sostiene que “ninguno de los dos tenía antecedentes penales por drogas o violencia” ni se hallaron sustancias ilegales en la vivienda. La demanda, formulada en abril, reclama por una muerte injusta, uso excesivo de la fuerza y negligencia grave. Por el momento, los tres agentes implicados han sido reasignados administrativamente mientras los hechos son investigados.

Una comisaría se lleva una enorme sorpresa al descubrir qué era realmente este cachorro abandonado

Una terraza en Alemania utiliza churros de natación para asegurar que se cumple la distancia de seguridad