Polémica por una campaña del Ayuntamiento de Burgos que culpa a las mujeres de la prostitución

El Ayuntamiento de Burgos ha impulsado una campaña contra la prostitución que ha desencadenado una gran polémica por señalar a las mujeres como cómplices de la trata sexual. Uno de los carteles lo protagoniza una madre que acepta que su hija se prostituya: «Ella prefiere no decir nada y mirar hacia otro lado porque trae dinero fácil a casa», reza la imagen.

En otro de los carteles se puede ver una mujer que engaña a otras para explotarlas sexualmente. «Contacta con chicas a las que engaña con promesas de trabajo para luego terminar en una red de trata y explotarlas sexualmente», dice el texto que acompaña el cartel.

Podemos se ha sumado a las críticas, exigiendo que se elimine esta campaña porque «no pone el foco sobre los consumidores directos de la prostitución ni en los proxenetas».

Gemma Nierga deja en evidencia a Garriga (Vox) con esta pregunta sobre las personas migrantes y LGTB

Es oficial: la caza del lobo en España queda prohibida a partir de hoy