Portugal dará 6.500 euros a los emigrantes que regresen

El país busca deshacerse del título de quinto país más envejecido del mundo

El presidente de Portugal António Costa (derecha), junto al Primer Ministro Xavier Bettel.

Portugal quiere acabar con la emigración de ciudadanos autóctonos que optaron por marcharse del país cuando comenzó a acrecer la crisis económica tras el rescate pedido en 2011 de 78.000 millones de euros.

El «Programa Regresar» destinará 10 millones de euros a 1.500 portugueses, a los cuales se les pagará 6.500 euros por volver a su tierra natal bajo unos requisitos: acreditar un contrato de trabajo y haberse ido antes del 31 de diciembre de 2015 durante mínimo un año.

El propio secretario de Estado para el Empleo, Miguel Cabrita, ha asegurado que «los programos de regreso de emigrantes son complejos. Del mismo modo que las personas no tomaron la decisión de irse a la ligera, tampoco regresar es un asunto inmediato», refiriéndose a la dificultad de acreditar un contrato de trabajo.

Esta medida nace tras constatar que Portugal pierde población y que la media supera ya los 44 años de edad, posicionándolo como el quinto país más envejecido del mundo. La baja natalidad y el aumento de la esperanza de vida (que ya supera los 80 años) son las principales causas de este grave problema al que se enfrenta el país.

Fin del bloqueo: Trump anuncia la vuelta de las relaciones comerciales con Huawei

Ver para creer: Recogida de firmas para solicitar que el ‘balconing’ sea deporte olímpico en 2020