Qanon se extiende en España y acusa a la izquierda de “perpetuar el satanismo”

Bandera de QAnon. Twitter

La principal teoría de conspiración de la extrema derecha de Estados Unidos se extiende en nuestro país. Qanon defiende la existencia de una trama secreta organizada por un supuesto “Estado profundo” contra el expresidente Donald Trump y sus simpatizantes

El psicólogo Miguel Perlado, especialista en derivas sectarias, ha explicado a ‘infoLibre’ que Qanon “es un fenómeno ya destacable. Se trata de una patología de la era digital, con un funcionamiento de deriva sectaria: una ideología extrema, una justificación de sus argumentos mediante el uso del texto bíblico, las mismas tácticas de avance y penetración de las sectas o la provocación de emociones intensas como primer paso para adoctrinar al adepto en una nueva realidad. Es un virus mental con alta tasa de propagación que supone un riesgo para la democracia y que se beneficia de un sustrato de elevada ansiedad e incertidumbre por la pandemia, que hace que necesitemos una explicación, por inverosímil que parezca”

Perlado ha advertido de la ya nítida presencia de Qanon en nuestro país, donde funciona “como una secta digital”, aunque por el momento no se conoce la identidad de sus líderes.

“Va atrayendo hacia sus postulados a antivacunas, conspiracionistas, new agers y un largo etcétera”, cuenta el experto, que describe a los seguidores como “personas que se sienten héroes y que están convencidas de luchar por una causa noble, ante las cuales el antídoto no es la represión, sino la apertura del diálogo”. “Conversación atenta y respetuosa. Ese es el único antídoto de los procesos de radicalización y cierre cognitivo”.

El canal donde más presencia tiene este fenómeno es Telegram, donde el especialista en tecnología Marcelino Madrigal ha localizado “casi 200” canales que utilizan la marca Qanon.

En esos canales, podemos encontrar una devoción por el trumpismo, ataques contra Kamala Harris y Joe Biden y acusaciones contra la izquierda, como que “la nueva izquierda está perpetuando el satanismo” o que “el Gobierno de España encarga destruir ‘documentación confidencial’ de un hospital”.

El economista neoliberal Juan Ramón Rallo se come sus palabras tras defender a las grandes empresas

La derecha tuitera intenta ironizar con las carencias del Zendal, pero no sale como esperaban