in

Sant Llorenç: Seis personas muertas y veinte desaparecidas tras la tromba de agua

La localidad mallorquina ha sido devastada por las riadas

Este miércoles la localidad de Sant Llorenç des Cardassar, en la isla de Mallorca, ha amanecido inundada y devastada por el agua. Ayer por la tarde Sant Llorenç sufrió una tromba de agua que dejó más de 230 litros por metro cuadrado en menos de dos horas. El agua provocó el desbordamiento del torrente de Ses Planes, que anegó el casco urbano. La alerta, que pasó de amarilla a naranja en muy poco tiempo, cogió con la guardia baja a los cerca de 8.000 vecinos y vecinas de la localidad. De momento se cuentan en cinco las víctimas mortales, mientras que ha habido otras tres personas desaparecidas y cinco heridas. Más de 200 personas se han visto desalojadas de sus casas. Muchos vehículos han quedado inutilizados igualmente en carreteras y municipios, quedando sus ocupantes en situación de peligro.

Según el 112, el primer fallecido fue encontrado en el sótano de su casa en Sant Lorenç. Se trataba de un hombre de movilidad reducida y edad avanzada. Las segunda vícitma fue hallada en la carretera entre las localidades de Artá y Canyamel, donde la sorprendió la riada. En la madrugada se confirmó la aparición de otras dos víctimas, una mujer que fue encontrada sin vida en su domicilio y un hombre en S’Illot. También se cuenta entre las víctimas el exalcalde de Artá, Rafael Gili. Tenía 71 años.

De las 15 personas que los servicios de emergencia vieron en situaciones de peligro esta madrugada, cinco continúan desaparecidas. Muchas vecinas y vecinos quedaron, tras el desbordamiento, sin poder salir de sus casas, teniendo que esperar el rescate en los tejados y terrazas. Las más de 200 personas desalojadas han sido reubicadas en polideportivos, donde han pasado la noche.

Los servicios de emergencia -Bomberos, Guardia Civil, policías locales y de Protección Civil- trabajan intentando rescatar a personas atrapadas y buscando a las desaparecidas. En total hay movilizados más de 300 efectivos de estos cuerpos. El Ministerio de Defensa ha movilizado, a petición del Ejecutivo balear, al la UME. 80 militares han salido a las cinco de la madrugada de Valencia, llegando a Palma sobre las siete. La Comandancia del Ejército de Baleares está haciendo lo propio.

Esta misma mañana, Pedro Sánchez se trasladará a la zona afectada. Durante la sesión de control en el Congreso ha expresado la solidaridad de todo el Gobierno con las víctimas y sus familiares. Pablo Casado ha hecho notar también el trabajo de los equipos de emergencia. Igualmente ha mostrado sus condolencias Ana Pastor, presidenta del Congreso, en el que esta mañana todo el pleno guardaba un minuto de silencio por las víctimas.

No han faltado polemistas que han aprovechado la noticia para sembrar el odio. Las «bromas» y ataques en Twitter en relación al idioma y haciendo alusión al independentismo han levantado indignación.

Escrito por Enrique OC

La ultraderecha agrede a policías y periodistas con gas pimienta en Valencia

Artur Mas: «Quieren arruinarnos personalmente»