Un anillo de boda permite identificar a una víctima del franquismo en Segovia

Alianza hallada en una fosa común. ARMH

El pasado 1 de septiembre, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) puso en marcha las labores de búsqueda para encontrar a 17 milicianos republicanos muertos en la defensa de la Sierra de Guadarrama, en 1936.

Ya se han encontrado los primeros huesos y pertenencias de los fusilados. Entre ellos, una alianza de boda que ha confirmado a la familia de Eugenio Insúa que se encuentra enterrado allí.

ARMH ha contado el hallazgo en Twitter, explicando que el anillo tiene una inscripción con la fecha de la boda de este trabajador de la Casa de la Moneda, el 1 de junio de 1931.

Todavía hay que realizar pruebas de ADN para eliminar cualquier atisbo de duda, pero todo apunta a que se trata de este hombre. «Necesitamos una alianza con quienes murieron por la democracia y quisieron apartarnos del camino la terrible experiencia de vivir la dictadura franquista», ha expresado la asociación.

Con solo 29 años, Insúa, junto a varios compañeros de trabajo, se sumó el 20 de julio de ese año al batallón encargado de vigilar las conexiones de Madrid con el norte. Fueron de las primeros fallecidos en la contienda.

El 25 de julio, «en torno a las 15.00 horas, un grupo de milicianos se encontraban comiendo en la plaza, entre los que figuraba Eugenio Insúa Alós. Se abrieron unas ventanas y dispararon sobre ellos, muriendo, entre otros, Insúa, cuyo cuerpo fue depositado en una fosa común situada en el cementerio municipal», reza un informe elaborado por ARMH.

Su hijo, su viuda y sus nietos llevan décadas intentando dar con él. «Habéis encontrado a mi abuelo. No hay palabras, sólo tenemos lágrimas, pero de alegría. Gracias, por todo el trabajo que lleváis realizando desde hace años, para que familias como la nuestra recuperen por fin a los suyos», ha escrito su nieto en Twitter.

Detienen a un hombre en Jerez tras matar a martillazos a su mujer en silla de ruedas

Un joven roba 9.000 euros para repartirlos entre la gente sin hogar