Un hombre francés con una enfermedad incurable se deja morir en directo en reclamo de la ley de eutanasia

Alain Cocq, un ciudadano francés de 57 años con una enfermedad rara degenerativa incurable, ha decidido dejarse morir mientras retransmite el suceso en directo.

Cocq hace esto como forma de protesta en demanda del derecho a morir de una manera digna o, como él mismo lo llama, a unos «cuidados últimos». Así, el francés ha decidido dejar de alimentarse, hidratarse y tomar sus medicinas desde este mismo sábado pasado tras Emmanuel Macron, presidente francés, negarle mediante una carta su último intento de morir dignamente.

«Dado que no estoy por encima de las leyes, no puedo acceder a su petición», le escribió con su propio puño y letra el presidente. Aún así, le dio su «apoyo personal» y «su profundo respeto». «Estoy bloqueado, confinado en vida. El simple hecho de moverme es una tortura. En el orden natural de las cosas, debería haber muerto hace mucho tiempo», se quejó Cocq desde su cama.

«Solo pido una cosa, que tengamos derecho a un cuidado último. ¿Qué quiero decir con eso? Beneficiarse de un cuidado último que nos libre del sufrimiento no es un suicidio, el objetivo no es acabar con una vida sino aliviar a un paciente, y por desgracia puede tener como efecto en algunos casos la muerte, pero el objetivo no es la muerte. El objetivo es aliviar un dolor intolerable», cuenta en una entrevista a El País.

Sin embargo, Facebook, plataforma desde la que Cocq retransmitía el directo, ha bloqueado el streaming hasta el 8 de septiembre, ya que las reglas de la red social prohíben difundir «cualquier intento de suicidio». Cocq ha anunciado desde su Facebook que repondrá el directo, aunque no está a favor de esta «obstrucción de la libertad de expresión» por parte de la plataforma.

 

Denuncian la venta de muñecas sexuales de niñas para pedófilos en Amazon España

Ana Rosa vuelve de sus vacaciones con bótox y bulos contra el Gobierno