Un niño de 7 años muere ahogado en una playa de Girona que no tenía socorristas por el coronavirus

Playa de Roses, Girona. Pixabay

Un niño de 7 años ha muerto ahogado en una playa de la localidad de Roses (Girona), en la Costa Brava.

Los hechos tuvieron lugar durante la tarde del lunes, cuando el menor y otro niño de 6 años fueron encontrados semiinconscientes y flotando.

La familia sacó del agua a los niños y les practicó maniobras de reanimación, ya que la playa aún no poseía un servicio de socorrismo. Poco después se personaron efectivos de los servicios de emergencia (SEM) y pudieron reanimarlos.

También acudieron a la playa la Policía Local, los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil, así como un equipo de psicólogos del SEM para atender a los familiares de los niños.

Dos helicópteros medicalizados trasladaron a los pequeños al Hospital Doctor Josep Trueta de Girona, donde fueron ingresados. El niño de 7 años falleció y el otro sigue en estado crítico.

La alcaldesa de Roses, Montse Mindan, ha trasladado el pésame a los familiares: “Desde el Ayuntamiento lamentamos profundamente lo ocurrido. Estuvimos desde el primer momento al lado de los familiares y seguiremos estándolo para lo que necesiten”, ha expresado.

La edil también ha explicado que el servicio de socorrismo no estaba activo en la playa debido a retrasos por la crisis del Covid-19. La Guardia Civil llevará la investigación de los hechos.

Un artista homenajea a Fernando Simón en las calles de Lavapiés (Madrid)

El rey de Bélgica se disculpa por primera vez por la “violencia y crueldad” ejercida en el Congo