Una azafata revela por qué no deberías pedir nunca café o té en un avión

Pixabay.com

Una azafata de vuelo ha revelado durante una entrevista con la la revista Inside Edition las condiciones reales de higiene de muchos elementos de los aviones. Y no te van a gustar.

La auxiliar de vuelo, identificada como Jamila Hardwick, confesó que ni ella ni sus colegas toman nunca bebidas calientes a bordo. «Lo que pasa con el café y el té es que los depósitos de agua casi nunca se limpian«, ha revelado. La ley lo ampara: las compañías aéreas solo están obligadas a esterilizar los depósitos cuatro veces al año.

Asimismo, Hardwick anima a no utilizar las mantas que proporcionan los aviones: «Se lavan, pero no estamos seguros de si se lavan muy bien«, aseguró. «Lo mismo aplica a los almohadones. Cambian la funda del almohadón, pero aun así el almohadón sucio está ahí dentro», continuó.

Respecto a la situación higiénica de las mesas plegables, la azafata es rotunda: «¡Es repugnante! Cuando el personal de limpieza entra [en la cabina], no tienen tiempo de bajar cada mesa y limpiarla una por una».

Por este motivo, la azafata recomienda limpiar siempre la superficie de las mesas con una toallita de manos.

El inquietante anuncio de una habitación en alquiler en Madrid que se ha viralizado

Pirotecnia y una urna del 1-O: el material ‘violento’ hallado en la redada contra los CDR