Una camarera salva a un niño torturado por sus padres con un cartel: “¿Necesitas ayuda?”

Flavaine Carvalho, camarera de Orlando, Florida, está saliendo en todos los medios de información siendo aclamada como una heroína tras rescatar a un niño maltratado por sus padres.

La mujer se encontraba trabajando en el restaurante Mrs. Potato cuando notó algo extraño: unos padres pidiendo comida para sí mismos, pero no para el niño de 11 años que los acompañaba.

Carvalho se acercó a la mesa y le preguntó si el pedido estaba bien, ya que no había nada para el pequeño. Los padres dijeron que el niño comería en casa más tarde y mientras le respondían, la camarera se fijó en que el pequeño tenía un gran rasguño entre sus cejas, acompañado de moratones en su ojo y en el brazo.

“Estaba súper callado y triste”, dijo Caravalho, que se asustó y pensó en qué podía hacer. Así, cogió un papel y escribió: “¿Estás bien?”. Al mostrárselo al pequeño, este asintió con la cabeza pero de una forma que no convenció a la camarera. Así que escribió otro: “¿Necesitas ayuda?”. Fue entonces cuando el niño respondió afirmativamente.

La trabajadora llamó a la policía, que se presentó en el lugar inmediatamente y comenzó a interrogar a los padres. Cuando le remangaron la camisa al pequeño, este hizo signos de dolor y encontraron hematomas por todo el cuerpo.

El niño fue llevado al hospital y allí confesó que su padrastro le pegó con los puños, con una escoba de madera y con un rascador de espalda, y aseguró que lo habían colgado boca abajo del marco de una puerta por los tobillos y que le negaban la comida como castigo.

T. Wilson, el padrastro del niño, fue arrestado por tres cargos de abuso infantil agravado y un cargo de negligencia infantil, mientras que la madre fue arrestada por dos cargos de negligencia por no proteger a su hijo.

Un rabino avisa a la población: la vacuna del COVID-19 convertirá a las personas en homosexuales

Una profesora reconoce haber falsificado el certificado de Cifuentes bajo amenazas de muerte