Una niña de 12 años logra capturar en vídeo los abusos sexuales de un familiar como prueba

Imágenes de las cámaras de seguridad. Youtube.com

Una niña de 12 años de Morón, Argentina, ha logrado probar a su comunidad que lo que decía era cierto: un familiar suyo abusaba de ella sexualmente. La menor logró grabar los sucesos in fraganti gracias a las cámaras de seguridad instaladas en su casa.

La niña llevaba años sufriendo estos abusos, pero cuando lo comunicó a sus padres no la creyeron. La primera vez que los padres supieron de los hechos fue a través de la madre de una amiga de la niña, a la que la víctima envió un audio explicándole que su “tío” le había realizado tocamientos.

Los progenitores de la niña decidieron no actuar aparte de alejar a la menor del hombre. No obstante, siguieron en contacto y los abusos continuaron.

En una clase de Educación Sexual Integral, la niña informó de nuevo de que su “tío” estaba abusando de ella sexualmente. La escuela alertó de nuevo a la familia, que nuevamente no creyó los hechos porque “eran cosas que no pasaban en familias como la suya”.

Finalmente instalaron cámaras de seguridad en la casa, lo que le permitió a la menor recopilar pruebas contra su agresor. En una de sus visitas, lo condujo a su habitación, que estaba recién pintada, y el hombre comenzó una vez más sus abusos.

Entonces la niña mira a cámara y le informa de que ha sido grabado, lo que enfada al agresor y la coge del cuello antes de salir de la habitación. “Me apretó el cuello y me dolió mucho”, ha contado la niña.

¿Qué opinas?

Un grupo de ciclistas salvan la vida a seis cachorros al borde de la muerte

El grito desgarrador de la madre de una víctima de feminicidio: “La que quiera romper que rompa y la que no, que no nos estorbe”