Vídeo | El obispo de Tenerife asegura que la homosexualidad es un pecado mortal

Bernardo Álvarez, Obispo de la Diócesis Nivariense de La Laguna, ha asegurado en una entrevista en el programa Buenas Tardes, Canarias, que la homosexualidad «es pecado mortal».

Álvarez explicó, ante la pregunta, que «para que una cosa sea pecado mortal hace falta que la persona sea consciente de que es pegado, que lo haga libremente y que no esté condicionado por nada, pero que sepa y que renga conciencia de que lo que hace está mal».

Sin tapujos, el religioso continúa argumentando que, las personas homosexuales, «a pesar de que saben que está mal», lo hacen sin la necesidad de «ser condicionados por nada». «Es como la persona que bebe y cuando bebe hace cualquier disparate. Claro, lo que tiene que hacer es no beber», prosigue.

El obispo se pronunció así aludiendo al juicio de una persona que mató a su madre, donde se sentenció que «la persona no estaba en sus cabales y no era consciente de que lo que estaba haciendo estaba mal». Es decir, el católico justifica este asesinato por encima de la homosexualidad, la cual sí cataloga como pegado mortal.

En 2007, el obispo aseguró en una entrevista para el diario La Opinión, respecto a la pedofilia en la iglesia, que «puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan».

El aplaudido corte de Iglesias a un político de Vox que le llamó fracasado en Twitter

Toni Cantó insulta a Pedro Sánchez y se le vuelve en contra en Twitter: «Mantenido», «parásito»