Y aparecieron: los negacionistas tampoco creen la erupción de La Palma

La pandemia del COVID-19 fue dura, y los negacionistas no ayudaron a llevarla mejor. Cuando las cifras de contagiados y fallecidos por día eran astronómicas, aparecieron los negacionistas del virus y sus locas teorías; desde el implante de chips hasta el control de masas fueron el pan de cada día.

La reacción fue entre risas y rabia, ya que al final suponían un peligro público organizando manifestaciones anti-mascarillas sin respetar las medidas de seguridad y esparciendo bulos anti-vacunas allí donde fueran.

La cosa siguió cuando apareció el temporal Filomena, el enero pasado, cuando salieron algunos negacionistas a denunciar que la nieve no era nieve, sino plástico, llegando a hacer experimentos quemando con un mechero bolas de nieve, haciendo que decenas de biólogos y biólogos salieran a desmentir tal idiotez y explicar el fenómeno.

Pero esta seguro que no te la esperabas: negacionistas de los volcanes. Tras la erupción del volcán de La Palma, no han tardado en aparecer personas que creen que la erupción fue provocada con… espejos y ondas de radio.

 

Antonio Resines, sobre la Oficina del Español de Toni Cantó: «Es una demencia como una catedral»

Vídeo | Expulsan a un diputado de Vox por llamar «bruja» a otra diputada y se niega a irse