Audio | Así se negaba el hospital a los ancianos enfermos de las residencias de Madrid

El pasado 23 de marzo, en pleno pico de la pandemia, Ramona Carvajal recibió una llamada de la doctora que atiende a su madre, Alejina, en una residencia de Madrid en la localidad de Girñón. Le comunica que su madre, quien lleva enferma 13 días de coronavirus, está empeorando pero que no pueden hospitalizarla por el protocolo de la Comunidad de Madrid.

En el audio, testimonio de una denuncia que se presentará ante el juzgado de guardia y exclusiva de El Periódico, se puede oír cómo la doctora le comunica que Alejina tiene “el pulmón derecho lleno de líquido hasta la mitad” y que se le han hecho varios tratamientos con antibióticos pero no parece mejorar.

“¿Usted recuerda que le dije que había una sustancia que se elevaba cuando había procesos infecciosos agudos, ¿no?. El valor normal es de 5, y Alejina tiene 152″, le asegura la doctora. Ante esto, la madre de la víctima le pregunta si, llegados a este punto, se podría hospitalizar a su madre. “De llevarla al hospital nada, ¿no?”, le pregunta su hija. “Nada. No”, responde la doctora.

“Yo hablé con ellos desde el principio […] y desde un inició se planteó la dirección pero luego, claro, en el hospital cuando llamas a pedir la ambulancia, te preguntan si tiene síntomas respiratorios y te mandan con el geriatra del hospital. Y con el geriatra es con el que hemos manejado a Alejina, y no tiene criterios para derivación”, admite la doctora.

Ante los criterios que necesita tener, la doctora es clara: “La Comunidad de Madrid tiene unos criterios para los residentes, que son: tener infección respiratoria o insuficiencia respiratoria, que no tenga deterioro cognitivo, que sea una persona independiente, que no tenga patologías asociadas. Que no sea hipertenso, que no sea diabético, que no tenga antecedentes”, enumera la doctora, quien puntualiza: “lo cual es ilógico porque uno no puede esperar que una persona mayor de 80 años no tenga nada”. “Ese es el comunicado que recibí el sábado, porque el viernes habían pasado uno peor”, especifica.

A la pregunta de si podría hospitalizarla si empeorase el sistema respiratorio, la respuesta es contundente: “No”. Desde el medio antes citado, cuenta como Alejina falleció 17 días después de la llamada, sin ser hospitalizada. Puedes escuchar el audio completo aquí.

Portugal vuelve al confinamiento por los rebrotes y un médico de Lisboa advierte: “Que sirva de aviso a España”

Los vecinos responden: Cuelgan 400 banderas LGTBI en un pueblo de Málaga tras el Ayuntamiento retirar una