Científicos de la ONU urgen a cambiar la dieta mundial para frenar la crisis climática

Los expertos aseguran que los alimentos no sostenibles generan 11.000 millones de gases de efecto invernadero

Osos polares entre basura.

Las formas actuales de producir la comida que consumimos suponen casi un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero. La modificación de la dieta es obligatoria y urgente para acabar frenar un poco el cambio climático, y de eso se han encargado de alertar los científicos de la ONU.

Este jueves, la ONU publicó el informe del Panel Internacional para el Cambio Climático, donde indican que no es suficiente con las medidas aplicadas a la producción de energía con las centrales eléctricas y los motores de los vehículos, ni con pasarse a energías renovables.

El documento detalla que la producción de comida lanza unas 11 gigatoneladas de gases a la atmósfera, lo que se traduce en 11.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero causado con prácticas agrícolas, el cambio en el uso del suelo, almacenamiento, transporte, procesamiento, empaquetado y consumo de los productos.

Tras el análisis, los científicos son claros: hay que hacer dietas más saludables. Citan a los cereales, legumbres, frutos secos, verduras y semillas. También hablan de la carne, pero con métodos de producción que hagan un uso «menos intensivo» de energía.

Además, mencionan otro aspecto importante a reducir, que es el desperdiciar comida: al tirar menos alimentos, se reduce la necesidad de consumir más. Los expertos han subrayado en este apartado que un tercio de los alimentos que se producen terminan en la basura.

Vídeo | Una pareja muere tras caerse al vacío desde un puente mientras se besaban

El irónico hachazo de Ana Morgade a un descarado tuit de Díaz Ayuso sobre su ‘inspiración’