Cifuentes asegura que su caída fue «planificada» por empresarios y dirigentes del PP

Cristina Cifuentes, expresidenta madrileña e imputada en el ‘Caso Púnica’, ha realizado una entrevista en ‘Espejo Público’ con la que reaparece en el foco mediático tras su dimisión.

«No creí que la imputación se fuese a producir porque yo no tengo nada que ver con Púnica. De hecho, el Gobierno que yo tuve el honor de presidir, a instancia mía, se personó en el caso Púnica. Me disgustó y me sorprendió. En el PP saben que en esos años yo no tenía nada que ver con la gestión económica de las campañas del PP. He gestionado escrupulosamente el dinero de la Comunidad; no me he llevado ni un euro [de dinero] público», se ha defendido Cifuentes.

La ex dirigente del PP califica las polémicas en las que se vio envuelta como un «calvario». Empezó con el caso máster, en el que se la acusó de conseguir un posgrado sin presentar su trabajo fin de máster. Posteriormente, se difundió un vídeo suyo robando unas cremas en un supermercado Eroski.

Las cremas llegan a mi bolso porque las meto yo”, ha admitido Cifuentes, “las meto en el bolso por equivocación, pero las cremas se pagaron al momento. Fue un error del que me arrepiento. Pasé mucha vergüenza”.

La ex líder madrileña ha achacado su caída a que una serie de personas la veían como la causa de sus problemas y la «quitaron de en medio». También culpa al «interés de algún empresario que quería recibir dinero de la Comunidad que no recibió» y de gente de su propio partido a la que «les vino de miedo» que se fuera porque la veían como la sucesora» de Mariano Rajoy».

El PSOE salva al PP y bloquea la investigación de las cloacas del Estado

El abogado de los padres de Gabriel: «Ana Julia lo apaleó, lo vio balbuceando con vómito durante una hora y lo asfixió»