Desahucian a una madre de 21 años y su bebé de cuatro meses en Oviedo

Lidia Fernández, una joven de 21 años, y su hija de cuatro meses, han sido desahuciadas tras no poder pagar las cuotas del alquiler. Fue febrero el último mes al que pudo hacer frente, y a partir de ahí se inició la cuenta atrás para un desahucio que finalmente se hizo oficial la mañana del viernes pasado.

«No tengo más opción que quedarme aquí», asegura Lidia a RTPA, que ahora está en una habitación en el albergue para personas sin techo Cano Mata, en San Lázaro, Oviedo. «Me han dicho que aquí puedo tener lo imprescindible y que me tengo que deshacer de la mayor parte de mis cosas«, cuenta la joven, que es madre soltera y no tiene contacto con su familia.

La joven inició los trámites para acceder a una vivienda pública, aunque de momento no ha conseguido ningún avance. «Mi asistenta social me ha dicho que tardaría un tiempo en obtener respuesta«. Su única fuente de ingresos es la de una ayuda de emergencia de 560 euros mensuales, para ella y para los cuidados de su bebé.

Aún así, Lidia es optimista y cree que podría encontrar trabajo si encuentra alguna plaza en una guardería donde poder dejar a su hija mientras busca empleo. El asesoramiento de los servicios sociales no han dado fruto hasta ahora y ya se encuentra en contacto con la plataforma antidesahucios de Oviedo.

Vídeo | Un policía antidisturbios abusa de un niño discapacitado con muletas

Polémica en las redes: Denuncian que los riders de Glovo y Deliveroo siguen repartiendo aún con las brutales tormentas