Detienen a la capitana del Sea-Watch por desembarcar en Italia sin permiso con 40 migrantes a bordo

Italia se negaba a autorizar el desembarco hasta no llegar a un acuerdo con otros países para acogerlos

El barco de la ONG alemana homónima Sea Watch 3 entró en la madrugada del sábado pasado en el puerto de Lampedusa, Italia, sin autorización e invocando el estado de necesidad para poder desembarcar a los 40 migrantes que llevaba abordo tras 17 días en el mar.

Tras este desmarco sorpresa, la capitana Carola Rackete, de 31 años, ha sido arrestada por la autoridad italiana acusada de «resistencia o violencia contra un buque de guerra», penado con de tres a diez años de prisión.

La portavoz de la ONG, Giorgia Linardi, ha asegurado que «la comandante Carola no tenía otra opción», ya que «durante 36 horas había declarado el estado de necesidad que las autoridades italianas habían ignorado».

Desde una conferencia por Skype, Rackete dijo estar «segura de que la justicia italiana reconocerá que la ley del mar y los derechos de las personas están por encima de la seguridad y el derecho de Italia a sus aguas territoriales». «Afrontaré todo con el apoyo de nuestros abogados. Ahora solo quiero que las personas puedan bajar a tierra».

Italia se negaba a autorizar el desembarco de los rescatados hasta que no llegar a un acuerdo con otros países europeos para acogerlos, algo que podría pasar pronto según afirmó el primer ministro Giuseppe Conte.

Ver para creer: Recogida de firmas para solicitar que el ‘balconing’ sea deporte olímpico en 2020

El PP, C’s y VOX de Sevila se suben el sueldo más de un 40% a menos de un mes de haber entrado