El alcalde de Brihuega denuncia amenazas a punta de navaja por suspender los encierros taurinos

Encierro en Brihuega. Twitter

La suspensión de los encierros taurinos en Brihuega (Guadalajara) provocada por la pandemia de coronavirus ha desatado las críticas de los aficionados a la tauromaquia, que han llegado a amenazar a punta de navaja y dirigir insultos homófobos al alcalde de la localidad.

El edil socialista Luis Viejo ha informado de lo sucedido a través de un comunicado en redes sociales, donde ha detallado de que el sábado a la una de la tarde «un par de encapuchados» detuvieron a un vecino en la carretera de Cifuentes a Brihuega, le hicieron bajar de su coche y le pusieron un arma blanca a la altura del estómago, diciéndole que «alguien va a pagar las consecuencias de que no haya encierro».

Viejo ha anunciado que los hechos denunciarán ante la Guardia Civil, pero también ha querido mandar un mensaje a todas las personas que «están alimentando la crispación y la división entre los vecinos», pidiendo responsabilidad «antes de que tengamos una desgracia personal».

El regidor también ha mencionado «discusiones serias» de las que se ha enterado en los últimos días, donde se dirigen a él como «el maricón del alcalde».

Matan a golpes con coches a un toro tras escapar de la plaza en Guadalajara

Antivacunas deciden atacar a la BBC pero se equivocan de edificio