El ataque sónico a la Embajada de EEUU en Cuba era al final el zumbido de unos grillos

No es la primera vez que EEUU se cae de la bici: 1981 acusaron a la Unión Soviética por usar «armas químicas» que resultaron ser excrementos de abejas

Un gran grillo, Wikipedia.

Dos biólogos han evaluado la supuesta grabación del extraño ruido que hizo a Washington retirar a la mittad de su personal de la embajada a finales de 2016, y han asegurado que coincide con el sonido que emiten los grillos de cola corta de las Indias, que se encuentran a lo largo del Caribe. Los biólogos, aún así, no descartan que los diplomáticos sufrieran un ataque sónico en otro momento.

Los diplomáticos estadounidenses desplegados en La Habana reportaron un dolor de oído y otros síntomas raíz de un sonido de alta frecuencia en 2016. Washington, bajo sospecha de que fuera un ataque sónico, decidió expulsar diplomáticos cubanos en repesalia y retirar a la mitad de su personal de la embajada.

«Aunque desconcertantes, los misteriosos sonidos en Cuba no son físicamente peligrosos y no constituyen un ataque sónico», indicó en el estudio Alexander Stubbs, graduado en la Universidad de California, Berkley, y Fernando Montealegre-Zapata, profesor de la Universidad de Lincoln, en Reino Unido.

«Nuestros hallazgos resaltan la necesidad de una investigación más rigurosa sobre la fuente de estos malestares, incluso sobre los potenciales efectos psicogénicos, así como posibles explicaciones fisiológicas no relacionadas con ataques sónicos», agregaban.

Esta no es la primera vez que EEUU se alarma por algo que acaba en nada. Los investigadores trazaraon un paralelo con un incidente ocurrido en 1981, cuando Estados Unidos acusó a la Unión Soviética de utilizar armas químicas en el sureste de Asia, que finalmente se determinó que eran excrementos de abejas.

Organizaciones feministas se organizan para combatir los mensajes de VOX contra la ley de violencia de género

Detenido un joven de 20 años confeso del ciberataque masivo a políticos alemanes