El juez Joaquim Bosch, sobre el caso de Juana Rivas: «Tendría que haberse suspendido la pena»

Joaquim Bosch. 'La Sexta'

Hace unos días, el Gobierno conmutó la pena de la madre granadina Juana Rivas de seis años de inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad por 180 días de trabajos para la comunidad, además de reducir a la mitad la pena de cárcel.

Ahora, Rivas se enfrenta a una pena de dos años y medio de prisión por un delito de sustracción de menores debido a que no entregó cuando le correspondía sus tres hijos a su ex pareja, Francesco Arcuri, denunciado por malos tratos.

Este indulto parcial quedó en manos del polémico juez Manuel Piñar, que terminó decidiendo no dejar en libertad a Rivas porque «podría representar un grave peligro para sus hijos». Sobre esta decisión ha querido aportar su perspectiva el magistrado y portavoz territorial de Juezas y Jueces para la Democracia, Joaquim Bosch.

A través de un extenso hilo de Twitter, Bosch expone que Rivas cumple todos los requisitos para que su pena sea suspendida, un procedimiento que, además, es habitual en estos casos.

Manuel Piñar alega para no suspender la pena que Rivas no mostró arrepentimiento por los hechos, repitió en Italia el delito y tuvo responsabilidad en unos abusos sexuales que habría sufrido uno de sus hijos. Sin embargo, tal y como expone Bosch en el hilo, todos estos puntos se pueden desmentir:

“11.000 regalos para 11.000 niños”, la campaña que trata de llevar regalos estas navidades a los niños y niñas que más lo necesitan

Aluvión de críticas contra la Guardia Civil tras llamar «bandoleros» a los guerrilleros antifranquistas