El pianista James Rhodes se viraliza: regala 1.000 euros a un estudiante que quería vender su violín

Si algo bonito ha dejado en la pandemia por el coronavirus, es la unión que ha generado al vernos todos hundidos en la misma olla. Cientos de asociaciones vecinales por toda España ofreciendo su ayuda, cientos de agrupaciones repartiendo comida a las familias más afectadas por el COVID-19, donaciones…

Muchas y muchos, ante esta terrible situación inesperada, han tenido que renunciar a algunos bienes para poder salir de esta. Este es el caso de la usuaria de Twitter @actiooncat, que tras verse en apuros por la pandemia decidió deshacerse de un bien muy preciado: su violín.

“Estoy vendiendo mi violín porque necesito dinero para estudiar y mi situación económica no es la mejor ahora mismo. Está en perfecto estado, y es de bastante buena calidad”, publicaba la estudiante, pidiendo ayuda con un retuit para darle visibilidad al anuncio.

Pero de un día para otro, algo increíble le pasó. “Estoy un poco en shock con lo que pasó ayer. Iba a estar un año sin estudiar porque no podía permitírmelo y ya por desesperación recurrí al violín, pero ayer James Rhodes hizo algo muy, muy bonito que sigo sin creerme. Nunca me cansaré de darte las gracias”, adjuntó la usuaria a unas capturas.

Resulta que el pianista británico entró en sus mensajes privados sintiéndolo por la situación y preguntándole cuánto dinero querría por su violín. “Ya, es complicada la situación… 1000€, me costó 1300€ originalmente”, le contestó la usuaria.

Fue entonces cuando Rhodes hizo algo único que muy pocas veces hemos visto en este país. “Preferiría que conservaras tu amado violín. Estaría muy feliz de enviar 1000€ a su cuenta bancaria, si eso no te ofende. Solo envíame su número de cuenta y su nombre completo y estará allí el lunes o martes”. Las redes viralizaron este hermoso suceso en tan solo unas horas.

Vídeo | Cientos de vecinos se manifiestan en Madrid por las medidas restrictivas de Ayuso: “Es segregación, no cuarentena”

Datos filtrados por sanitarios de Madrid confirman lo peor: todas las UCI’s están saturadas