in

El simpatizante de VOX que amenazó a Pablo Iglesias es un narcotraficante exconvicto

Víctor Alfonso del Amo Sánchez, simpatizante de VOX que amenazó gravemente a Pablo Iglesias e Irene Montero frente a su domicilio privado fue detenido por agentes de la Brigada Central de Estupefacientes a finales de marzo de 2006, en la denominada Operación Biberón.

Esta operación comenzó a principios del mes de marzo de ese año, cuando agentes de la Sección Tercera de la Brigada Central de Estupefacientes detectaron que un grupo de narcotraficantes había comprado un enorme número de pastillas «m-CPP», una droga del grupo piperazinas nunca antes vista y que provocaba brotes de violencia y envenenamiento.

En las investigaciones, según adelanta la agencia AIP-R3D, se pudo identificar a Víctor Alfonso del Amo, que para entonces tenía 27 años, como el supuesto jefe de la organización. Se confirmó tras detener a un camello de 22 años que fue a su domicilio para comprar 1.000 pastillas que pretendía vender en locales de ocio de Madrid como «La Fabrik y en la zona de copas de Costa Polvoranca», según la investigación.

En la operación, se incautaron 30.000 pastillas, cuya venta habría recaudado 300.000 euros, vendiéndose cada pastilla a un precio de entre 6 y 12 euros. Víctor Alfonso además se dedicaba a la reventa de material robado. Según la investigación, el ahora identificado como autor de las amenazas al vicepresidente del Gobierno, había sido detenido con anterioridad por otros delitos y, según la Policía, disponía de una red de distribuidores formada principalmente por mujeres de entre 20 y 24 años que pasaban inadvertidas en el ambiente nocturno.

En la redada contra Víctor Alfonso se incautó un kilo de hachís, 30 gramos de cocaína, más de 17.000 euros en efectivo, una máquina de contar dinero, tarjetas telefónicas precintadas, una gran suma de perfumes, cinco teléfonos móviles y una balanza. Fueron decomisados además un Volkswagen Golf, un Ford Fiesta y dos turismos Mazda y BWM.

Escrito por L. Acosta

La periodista Rosa Villacastín, acosada por entrevistar a Irene Montero

El mayor hospital de Madrid vuelve al desastre: suspende las visitas y habilita el gimnasio por los contagios de COVID-19