Grecia, el país que se movilizó contra el coronavirus antes del primer muerto

Mujeres con mascarilla en Grecia. 'Ekathimerini'

La pandemia del Covid-19 está afectando gravemente a Europa. Italia y España, los países con más muertos, suman 21.000 y 18.000, respectivamente, mientras que Reino Unido sobrepasa los 12.000 y Holanda pasa de largo los 4.000.

La excepción europea es Grecia, donde la pandemia parece haberse detenido en lo que en otros países fueron los primeros días. El número de contagiados ronda los 2.000, con 99 fallecidos registrados. Unas cifras que contrastan con las decenas de miles que hemos visto en el resto del continente.

La clave del éxito griego reduciendo la enfermedad se basa en la rapidez con la que actuaron. Tras el primer fallecido, el gobierno se puso en marcha: estableció estrictas normas de distanciamiento social y cerró el país para frenar la expansión del virus.

Estas medidas, ya implantadas en casi toda Europa, funcionaron tan bien por la inmediatez con la que se impusieron y su cumplimiento por parte de la población, “algo que nos llena de orgullo”, según ha dicho el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis.

La razón que impulsó a los gobernantes a actuar con tanta rapidez se remonta a la crisis del 2008, cuyas consecuencias no han podido ser paliadas del todo aún hoy en día. Esta recesión supuso recortes en todos los ámbitos, incluido Sanidad, por lo que no podían arriesgarse a que se saturase el sistema sanitario.

“Sospecho que una de las razones por las cuales los países de Europa occidental y Estados Unidos no actuaron antes fue su falsa sensación de seguridad contra una posible epidemia”, cuenta Filippos Filippidis, profesor de Salud Pública en el Imperial College de Londres, a la cadena BBC.

“Había realidades y debilidades de las que éramos muy conscientes”, añade el doctor Andreas Mentis, director del Instituto Pasteur de Grecia. “Antes de que se diagnosticara el primer caso, habíamos empezado a examinar a las personas y a aislarlas”.

Escuelas y universidades cerraron antes de que se registrara el primer muerto, no como en otros países, según recordó el primer ministro, en los que el cierre se dio “una o dos semanas después, cuando ya había decenas de víctimas”.

El Parlamento Europeo desmiente un bulo de Eduardo Inda en Twitter

El brillante rapapolvo de Yolanda Díaz al PP que se ha ganado el aplauso de las redes