La compañía de vuelos Thoman Cook quiebra y deja a 600.000 turistas tirados por todo el mundo

La compañía de viajes Thomas Cook llega al final de sus 178 años de historia. La empresa «ha cesado sus operaciones con efecto inmediato» después de haber entrado en suspensión de pagos tras fracasar las negociaciones de emergencia para conseguir un rescate.

El gigante vacacional, que cuenta con 105 aviones y 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca, deja colgados así a 600.000 turistas de vacaciones en el extranjero por no poder hacer frente a los 200 millones de libras que necesitaba como fondos extra para seguir superviviendo.

«Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vueltos y las vacaciones, han sido canceladas«, apuntó un regulador de la empresa en un comunicado. La compañía tenía previsto sellar esta semana un paquete de rescate con el conglomerado chino Fosun valorado en 900 millones de libras, pero fue retrasado por exigencia de los bancos de contar con reservas de cara al invierno que Cook no pudo lograr.

«Se trata de la mayor operación de repatriación en la historia británica desde la II Guerra Mundial», ha asegurado el ministro de Transporte británico Grant Shapps, quien se debe encargar de repatriar a los 600.000 turistas repartidos por todo el mundo, incluidos 30.000 alojados en Canarias.

Unidas Podemos ganaría votos en el 10-N frente a las pérdidas del PSOE, C’s y VOX

Detienen en Sevilla a un líder e instructor de pedófilos extranjeros en foros y redes sociales