La COPE tendrá que readmitir a un trabajador que fue despedido por llamar maricón a Jesucristo

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJ) ha emitido una sentencia que obliga a la cadena de radio COPE a readmitir un técnico de sonido que fue despedido por llamar “maricón” a Jesucristo.

El TSJ ha sentenciado que ni el ideario ni el decálogo de buenas prácticas de una empresa son normas de obligado cumplimiento para los trabajadores, por lo que no se les puede expulsar por esos motivos. El tribunal anula el despido y condena a la empresa a readmitir al trabajador con las mismas condiciones, además de pagarle el sueldo que dejó de cobrar entre tanto.

El empleado fue despedido tras unas palabras que dijo en su cuenta de Twitter respondiendo a una publicación de Abogados Cristianos en la que anunciaban una denuncia contra Netflix por “emitir una película que representa a Jesucristo como homosexual. Una producción que hace escarnio y atenta contra los sentimientos religiosos”.

El operario respondió con lo siguiente: “Pero si iba a todas partes con 12 maromos y su mejor amiga, como no iba a ser maricón”.

Cinco días después le entregaron una carta de despido porque COPE considera que los comentarios son insultantes, sexistas y vejatorios y atentan contra su ideario y contra el Decálogo de Buenas Prácticas en Redes Sociales. A su juicio, cualquier trabajador es conocedor de las ideas católicas de esta cadena de radio, propiedad de la Conferencia Episcopal Española.

Sin embargo, el TSJ sostiene que es lógico que la empresa entendiese que los comentarios de su empleado suponían una falta de respeto para su ideología católica e incluso un grave ataque a las figuras esenciales de la Iglesia Católica (Jesucristo y los apóstoles), pero sostiene que esta publicación se tiene que enmarcar en un ámbito estrictamente privado y por tanto están amparados en la libertad de opinión y expresión.

Además, el trabajador no es un periodista o redactor que comparta noticias u opiniones, sino un ayudante de toma de sonido que, además, no se identifica en su cuenta personal de Twitter como empleado de COPE.

Vídeo | El brutal repaso de Wyoming a las eléctricas: “Pobrecitas”

Vídeo | Abascal dice que Sánchez debería haber “abofeteado en público” a Pere Aragonés