PP y Vox se quedan solos en la negativa ante la eutanasia

Abascal. Flickr.com

Este martes ha entrado en debate la ley de la eutanasia, cuyo acceso a trámite ha aprobado por mayoría el pleno de la Cámara. Todos los grupos políticos votarán a favor, salvo PP y Vox.

Se han producido momentos de gran tensión debido a este tema. Así, el grupo conservador ha acusado a la eutanasia de ser una salida «buena, cómoda y barata«, lo que ha indignado a Patxi López, portavoz socialista: «¿Usted es capaz de mirar a la cara a las familias que han pedido coger la eutanasia y decir que es lo fácil, lo barato y lo cómodo? ¿Qué catadura moral es esa?».

José Ignacio Echániz, portavoz del PP, ha asegurado que su partido «tiene otra alternativa: eficaz, humana y responsable, la universalización de los cuidados paliativos, con los que pueden ser tratados casi todos los dolores»

No obstante, ha surgido la duda ante gran parte de los presentes de la realización de dicha ley.

La representante de Esquerra Republicana ha preguntado si existe realmente una voluntad de llevarla a cabo: «¿O es un acto más de la campaña electoral? Llegamos 10 años tarde, estamos ante un derecho a eligir una muerte digna, derecho a elegir cómo vivir y cómo morir».

Por su parte, el portavoz de Compromís se ha mostrado pesimista, afirmando que se está «perdiendo el tiempo»: «Después de 130 días de reuniones, esta proposición de ley decaerá nuevamente dentro de 13 días, mientras algunos están en los números y las encuestas, la vida discurre, la vida no está en funciones«.

La representante de Podemos ha confirmado su voto positivo, pero asegura que les «incomoda» que se haga «en términos electoralistas».

Un comentario

  1. I simply want to mention I am just very new to blogs and absolutely loved you’re blog site. Very likely I’m going to bookmark your blog post . You actually have exceptional articles. Many thanks for revealing your web site.

Críticas a un periodista por sus comentarios sobre Ana Julia: «Hemos visto a la negra de blanco»

El PSOE pone contra las cuerdas a Unidas Podemos: o renuncian a la coalición o no hay más reuniones