Sancionada la jueza Alaya tras denunciar un pacto de silencio entre Rajoy y Susana Díaz

La magistrada es culpable de destapar el caso de corrupción entre PP-PSOE más grave de España

Jueza Mercedes Alaya, YouTube.

A la juez Alaya la apartaron con engaños de su puesto de trabajo porque estaba descubriendo hechos sumamente graves según ella misma denunció. Según sus palabras, le prometieron que seguiría llevando los casos de los fraudes multimillonarios de los ERE y los cursos de formación si aceptaba la plaza que le habían creado ex profeso y que nunca había existido con anterioridad.

Al aceptar su ascenso, le arrebataron las causas prometidas y se las dieron a María Núñez Bolaños, una instructora bastante más lento, que ha despiezado y archivado la causa.

Alaya se quejó de cómo la habían engañado para apartarla y además nombró a ciertos jueces, criticando su manera de instruir las causas. Ahí fue cuando la magistrada afirmó además que había un pacto de silencio entre Mariano Rajoy y Susana Díaz sobre casos de corrupción utilizando la Justicia.

Ahora el CGPJ, Consejo General del Poder Judicial advertirá o sancionará a la juez por cuestionar las instrucciones de algunos jueces, sobre todo en causas relacionadas con la corrupción en Andalucía, como es el caso de Bolaños.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía está investigando si sus comentarios son motivos de sanción disciplinaria, aunque la advertencia es segura: le recomendarán previsiblemente que sea más prudente en sus afirmaciones.

De confirmarse esta sanción, estaríamos hablando de que la magistrada encargada de destapar lo que ya muchos sospechaban: que PP y PSOE controlaban la Justicia a su antojo, será castigada por revelar el mayor caso de corrupción de España.

Los terraplanistas se van de crucero a intentar llegar al fin del mundo

Villarejo quiere comparecer en la Audiencia Nacional para tirar de la manta