Se cierra el caso Julen con un acuerdo entre el dueño de la finca y los padres

Vicky y José, padres de Julen. Málaga 24h

El caso Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga), se cerrará este martes finalmente con un acuerdo entre los padres del menor y el dueño de la finca, David Serrano.

La defensa de Serrano, acusado de homicidio imprudente grave, ha firmado un acuerdo con Vicky y José, los padres de Julen, a tan solo 24 horas del juicio. En él, el propietario acepta pagar una indemnización de 180.000 euros a los padres y una condena de prisión de entre seis meses y un año (el mínimo ante la ley).

Mañana martes lo presentarán ante la magistrada del Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga, quien será la encargada de dar el visto bueno final y terminar así el proceso legal.

Serrano no tiene antecedentes penales, lo que podría suponer que se libre de la prisión. Respecto a la indemnización, el acusado ya ha pagado 25.000 euros. El resto lo abonará mediante 50 euros mensuales hasta que mejore su situación económica, ya que se encuentra desempleado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Una husky abandonada por tener unos ojos “extraños” encuentra una nueva familia tras dos años

Una diputada andaluza de Vox abandona el partido por acoso laboral