Se repite la historia del Ecce Homo con la reconstrucción de un puente romano de Cuenca: “Sujétame el cubata”

Corría agosto del 2012 cuando los medios de todo el mundo y de un día para otro, se inundaron con dos palabras: “ecce homo”. Seguido a ellas, había un nombre: Cecilia Giménez.

Una mujer aficionada a la pintura y sin ninguna experiencia en trabajos de restauración de arte se aventuró a repintar el Ecce Homo de Borja, creando instantáneamente el fenómeno humorístico mundialmente conocido del que todos sabemos. Nuestro pequeño orgullo nacional.

SI bien un desastre, el inocente intento de Giménez de intentar meterle mano a la cara del cuadro acabó conquistando nuestros corazones. Por desgracia, no es lo que ha ocurrido en este nuevo destrozo en Cuenca.

Se trata del puente de La Melgosa, una histórica pieza romana que esta vez ha sido víctima de las manos de la propia Diputación de Cuenca. Con un presupuesto de 50.000 euros, pretendían que la reconstrucción guardara “similitud” con el de Valeria, y el resultado, junto a la quejas de los vecinos, es tal que acabaron paralizando las obras para “reestudiar” el proyecto.

La dolorosa verdad sobre la app Radar COVID, por un positivo de coronavirus: completamente inútil

Fallece una menor de 15 años tras tirarse de una ambulancia en marcha en Granada