Un enfermero es juzgado por su apariencia y responde con una monumental lección por Facebook

Facebook,com

Lautaro Guzmán, un joven de 22 años, se encontraba en un tren de Argentina cuando una señora le discriminó por su apariencia, concretamente por su atuendo (un chándal y unas deportivas). Lejos de ofenderse, aprovechó la oportunidad para enseñar una lección de humanidad que se ha viralizado a través de Facebook.

“Cuando el tren se detiene en la estación de Adrogué era media tarde y se sube una señora con una nena y se sienta al lado mío. Yo estaba con auriculares y se me dio por sacarme uno de ellos cuando veo que le agarra la mano y le dice ‘¿Cómo te vas a sentar con ese villero?’. No le di importancia y continué escuchando música”, cuenta Guzmán.

Villero es una palabra utilizada en Argentina para referirse despectivamente a los habitantes de las ‘villas’, zonas de menor poder adquisitivo.

Resulta que las apariencias engañan: Lautaro iba de camino a su trabajo, como enfermero. «Ojalá nunca necesites de mí, porque te voy a ayudar igual», declara en su publicación el enfermero.

La viral respuesta de un cabo de bombero a una crítica al Open Arms: «Aún agotado, me veo en la obligación de responderte»

La pensión de la mujer que más ha cotizado en España no llega a 1.000 euros