Vídeo | Crecen las protestas en Estados Unidos tras un policía matar a un hombre latino en un coche aparcado

Otro caso de brutalidad policial prende el fuego en las calles de Estados Unidos, ya incendiadas tras el asesinato de George Floyd, el hombre afroamericano muerto a manos del cuerpo de policía.

Las imágenes, recogidas por un ciudadano, muestran a James García dentro de un coche aparcado rodeado de agentes que le amenazan con abrir fuego. Es entonces cuando suenan varios disparos contra el vehículo, hiriendo de gravedad a García, quien moría poco después en el hospital.

Los agentes aseguran que el ocupante iba armado, pero la hermana de la víctima lo ha negado. Tras conocerse el incidente, la Policía de Phoenix difundió un segundo vídeo de la cámara de uno de los agentes, revelando cómo después del tiroteo se retira un arma de fuego del interior.

Según la versión de los agentes, un hombre llamó a la Policía denunciando que la persona que lo apuñaló en enero estaba rondando por su vivienda. Tras los agentes llegar, le pidieron que saliera del coche, pero este se negó. Siempre según palabras de la Policía, le pidieron que bajara la ventanilla y que entregara su arma. Tras volver a negarse, le dispararon hasta diez veces.

La hermana de la víctima niega rotundamente estas acusaciones y asegura que su hermano estaba durmiendo en el coche. La Policía solo publicó el vídeo de un agente que llega al final de la escena, tras el tiroteo, así que las sospechas sobre la actuación siguen en pie. Recordamos que no había motivos incriminatorios sólidos sobre James García, tan solo la denuncia de un hombre, y que aunque los hubiera, no justifica en absoluto el exceso de brutalidad policial.

Vídeo | Bañistas se cuelan en una playa de Barcelona cerrada: “La gente es lo siguiente a idiota”

Más de un 7% de los ancianos en las residencias han fallecido desde abril