Vídeo | Vox, contra la reproducción asistida: «Sustituye el acto natural de procrear»

Jara. Youtube

A pesar de que el partido de ultraderecha Vox nos tiene acostumbrados a sus desplantes retrógrados, su reacción a la propuesta del PSOE de crear un Registro Nacional de Donantes (RND) de gametos y preembriones ha conseguido sorprender a las redes.

La propuesta, que pretende facilitar la protección de los derechos de los implicados en la reproducción asistida, ha ofendido profundamente a los de Santiago Abascal.

«Señorías, votaremos en contra de esta proposición no de ley. Vox se opone a los métodos de fecundación artificial que sustituyen el acto natural de procrear e introduce a terceras personas dentro de la pareja hombre-mujer, único ámbito donde aceptamos que nazca una nueva vida», dijo el pasado jueves durante la Comisión de Sanidad del Congreso la diputada ultra Mercedes Jara.

«Los médicos estamos al servicio de las personas y de la procreación humana y no nos corresponde disponer ni decidir por ellos, únicamente ayudar a la procreación, interfiriendo lo mínimo posible en el método natural de reproducción«, ha añadido Jara.

«En casos de infertilidad, estamos totalmente de acuerdo en el estudio de ambos miembros de la pareja y en solucionar los problemas médicos que puedan interferir en la concepción. Si existiesen problemas insalvables de infertilidad, aceptamos la inseminación artificial, aunque creemos que la adopción es una alternativa válida y deseable en muchos casos», sigue la ultra.

Finalmente, Jara concluyó así: «Asimismo, estamos en contra de la manipulación de gametos, preembriones y embriones y, por supuesto, de las aberraciones conceptuales a las que nos lleva la práctica de la reproducción asistida, como es el caso de la destrucción de los embriones sobrantes, la congelación de los mismos, la donación, la compra de gametos y el abandono de los mismos».

Detenido un enfermero en la India por violar a una paciente de coronavirus 24 horas antes de su muerte

Toni Roldán desmiente a Villacís: «Nos llamaron del PSOE, pero la estrategia era pactar con la derecha»